EL USO EXCESIVO DE LAS REDES SOCIALES EN ADOLESCENTES

Autor: Pedro Palma , 16/3/2023 19:24:14 16/3/2023 19:24:14 (451 vista)
EL USO EXCESIVO DE LAS REDES SOCIALES EN ADOLESCENTES

¿Cómo podemos entender si afecta o no el uso excesivo de las redes sociales en adolescentes?

Las redes sociales, en esta época, son instrumentos digitales que brindan un aporte a la consolidación de relaciones y contactos de forma más ampliada, nos facilitaron la forma de hacer presencia e interactuar con el mundo de manera más rápida y sin complicaciones en muchos de los casos.

Para los adolescentes hacerse notar, ser populares, descubrir y compartir intereses con otros jóvenes, exponer sus ideas y descubrir espacios de encuentro son elementos de convivencia social muy marcados y propios de la edad y en esta realidad globalizada y virtualizada, no se puede entender esta dinámica del desarrollo humano sin la presencia de las redes sociales.

Plataformas y aplicaciones como Facebook, Instagram, Twitter, Tik Tok, Youtube, entre otras, son de las más utilizadas y cada una de ellas para un tipo de contenido en específico, tanto para la generación de estos contenidos como para su consumo. 

Al vivir un contexto post pandémico, donde el estado de confinamiento al que nos sentimos obligados a cumplir disparó este uso excesivo de las redes sociales para no perder el contacto con el mundo. Todos los miembros de una familia, con acceso a internet, buscaban la manera de sentirse distraído, curioso y también informados. 

En la realidad, concretamente en los adolescentes, para que exista un uso excesivo de estos medios es a partir de condiciones favorables para que esto se vuelva un verdadero problema. Entre ellas tenemos:

- Ausencia de supervisión parental.

- Fácil acceso a dispositivos electrónicos sin control alguno.

- Escasos espacios de actividades y oficios que puedan tener los adolescentes o el desinterés por el mismo.

Con estas condiciones y lo atractivo que es el uso de las redes sociales para los adolescentes es fácilmente arrastrable a que los adolescentes transiten por episodios de ansiedad, de búsqueda constante de atención, afirmación y de reconocimiento, baja autoestima por la idealización de metas que otros jóvenes logran o aparentan haberlo logrado y al contrastar su realidad los vulnera y también exposición a datos de su vida privada que personas mal intencionadas lo pueden utilizar para su provecho.

Un estudio realizado en 2019 con más de 6500 niños de entre 12 y 15 años en los Estados Unidos determinó que aquellos que pasaban más de tres horas por día en las redes sociales podrían estar en mayor riesgo de tener problemas de salud mental. Otro estudio realizado en Inglaterra, en 2019, con más de 12 000 jóvenes de entre 13 y 16 años concluyó que usar redes sociales más de tres veces por día predecía una mala salud mental y un bienestar deficiente en los adolescentes.

Otros estudios también han observado vínculos entre los altos niveles de uso de redes sociales y los síntomas de depresión o ansiedad. Un estudio realizado en 2016 con más de 450 adolescentes determinó que un mayor uso de las redes sociales, el uso durante la noche y la inversión emocional en estas, como sentirse molesto cuando no se puede iniciar sesión, se relacionaban con una peor calidad de sueño y niveles más elevados de ansiedad y depresión.

También es un error de forma general desvalorizar y minimizar el uso de redes sociales a los adolescentes, como mencioné al inicio, no se entiende la dinámica del desarrollo humano sin la presencia de las redes sociales en esta época.

Cuando existen límites claros por parte de padres y tutores con los chicos, un acompañamiento asertivo mas no invasivo, un acceso saludable de los medios electrónicos con tiempos definido y comunicando continuamente las obligaciones y tareas que deben cumplir los adolescentes y a su vez acompañado de la generación de diálogos y reflexiones sobre lo que se ve, se oye y se hace, ayudamos a que su uso se encamine al verdadero propósito de este instrumento: Unir a las personas, expresar sus ideas, compartir intereses y divertirse de forma sana y creativa. 

El uso de redes sociales también tienen sus beneficios. Las redes sociales permiten que los adolescentes creen identidades en línea, se comuniquen con otros y construyan lazos sociales. Estas redes pueden proporcionar a los adolescentes un apoyo valioso, especialmente ayudando a los que sufren exclusión o tienen discapacidades o enfermedades crónicas.

Los adolescentes también usan las redes sociales para entretenerse y expresarse. Y las plataformas pueden exponer a los adolescentes a eventos actuales, lo que les permite interactuar más allá de las barreras geográficas y les enseña sobre una variedad de temas, incluidos comportamientos saludables. Las redes sociales que son divertidas o que los distraen, o bien, que les proporcionan una conexión significativa con sus pares y con una amplia comunidad social pueden incluso ayudar a los adolescentes a evitar la depresión.

 

El artículo ya recibió “me gusta”

office@terappio.com
© Terappio - Todos los derechos reservados