Terapia psicológica

Autor: Antonio Arista Vidal , 21/8/2023 23:37:13 21/8/2023 23:37:13 (147 vista)
Terapia psicológica

muy importante en la actualidad porque puede tratar algunos síntomas de la ansiedad, la depresión, la bipolaridad, la depresión, la distimia, la psicosis, la esquizofrenia y muchos otros trastornos mentales más.

La terapia ayuda a construir sentimientos positivos, como la confianza en uno mismo, la valentía y la esperanza. Los terapeutas ayudan a la gente a sentirse motivada mientras aprenden. También la ayudan a ver lo bueno de sí misma y a encontrar sus puntos fuertes.

La terapia ayuda a construir sentimientos positivos, como la confianza en uno mismo, la valentía y la esperanza. Los terapeutas ayudan a la gente a sentirse motivada mientras aprenden

Asimismo, un psicoterapeuta será capaz de escuchar tu sufrimiento, tus dudas, tus dificultades y tus problemas. Pero no solo eso, también podrás hablar con él acerca de las cosas buenas que pasan en tu vida. Porque la psicoterapia, ante todo, es un espacio en el que podrás ser escuchado y sin ser cuestionado. 

 

A estas alturas, posiblemente tienes un familiar o amigo que piensa que la psicoterapia es para locos, o para alguien con algún tipo de trastorno. Pero lo cierto del asunto, es que este tratamiento es beneficioso para absolutamente todos y todas. Para atacar el sufrimiento que se produce al no saber cómo solucionar algunas situaciones en particular, y que vamos arrastrando y repitiendo a lo largo de toda la vida haciéndonos daño a nosotros mismos.

Aquí se trata de que el paciente comience a renunciar a antiguas formas de vivir, de pensar o a algunas conductas que generan malestares que lo están afectando. Además de esto, se adquirirán nuevas herramientas. Y en especial, nuevas formas de ver la vida para reemplazar todo aquello que no estaba siendo funcional.

Seguramente hay muchas cosas que te causan dolor o malestar, y hablarlo con un psicólogo y al mismo tiempo poder hacerlo con la confianza de que no juzgará lo que sientes o piensas, será completamente liberador y te proporcionará alivio.

 

Algunas personas piensan que no es necesario asistir a psicoterapia si tienen buenos amigos con los que pueden conversar. Por supuesto que los amigos son una base importante en la vida, pero su papel no se puede siquiera comparar con el que juega un especialista de la salud mental que será completamente neutral.

No se trata de que los conflictos van a desaparecer de un día a otro si comienzas a asistir a psicoterapia, sino que a partir de ahora podrás conocer nuevas herramientas que te ayudarán a solucionar algunos de ellos. Además, podrás aprender a verlos desde otro punto de vista para que te afecten lo menos posible.

Debido a que no existe ningún vínculo emocional, tampoco recibirás “consejos” y muchos menos el psicoterapeuta opinará desde sus propias experiencias. Por lo tanto, este es otro de los beneficios psicoterapia.

En sí, te ayudará a descifrar qué es lo que está pasando en tu vida en relación con un problema puntual y por qué. Además de establecer un tratamiento adaptado a tus necesidades, es decir, te orientará para solucionar y superar lo que te está ocurriendo.

La terapia psicológica en línea o presencial, es un tratamiento es muy importante ya que te ayudará a:

Te hará sentirte mejor: Todo eso que te está causando un malestar y que ya comienza a afectar distintos ámbitos de tu vida te ayudarán en la terapia psicológica. Tu podrás expresar con libertad todos tus sentimientos y sensaciones, y al hacerlo, será tu primer paso para sentirte mejor.

Podrás manejar mejor tus conflictos: Esos problemas que tanto te aquejan tienen solución y es importante que tu sepas manejarlos mejor para llevar una vida más plena. En cada sesión, tu aprenderás poco a poco como arreglarlos y así puedas adaptarte a cada circunstancia.

Cambiará tus creencias limitantes: Obtendrás una visión distinta del mundo ya que, en muchas ocasiones, algunas creencias podrían limitar tus acciones o tu vida. Al acudir a terapia, te desharás de ellas o las corregirás para que ya no te impidan tener una mejor vida.

Vivir en armonía contigo mismo: La terapia psicológica es un ejercicio introspectivo que te ayudará a que te conozcas mejor y superes tus problemas internos. Al encontrarte y conocerte a ti, mejorarás la forma en que te relacionas con las personas a tu alrededor de forma positiva.

Atención profesional: Los psicólogos son los que se encargan de cuidar tu salud mental y ellos tienen los conocimientos en conducta humana para ayudarte. No es lo mismo, simplemente contarle tus problemas a un amigo, necesitas de un profesional que conozca de verdad cómo llevarla a cabo.

Empoderamiento: El principal objetivo del terapeuta es que tu seas completamente independiente de cualquier persona, incluso de él. Por ello, él buscará que tú tengas todo para que te aceptes y ames, para poder cambiar todo aquello que te esté afectando.

Te conocerás más: La terapia psicológica es un largo proceso en el que te cuestionarás todo lo que creías sobre ti mismo. De esta forma, conocerás la raíz de todo lo que te agobia y la forma en que te hace sentir; en tanto que logras encontrar una solución.

Es un espacio de confianza: Tú podrás expresar libremente todo lo que sientes en la terapia psicológica; tus problemas, sentimientos, frustraciones y todo lo que afecta tu salud mental. Un psicólogo jamás te juzgará, él te escuchará de forma empática y te ayudará a superarlo.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) te ayudará a comprender y modificar cómo tus pensamientos y comportamientos pueden afectar la forma en que te sientes y te comportas con tu entorno. Este tipo de terapia psicológica pueden ayudar con muchos problemas, que incluyen:

Ansiedad

Depresión

Estrés

Autoestima

Trastornos de alimentació

¿Te has dado cuenta que respondes con un sentimiento de enojo al sentirte descuidado? Si lo has notado es que es probable que necesites una terapia humanista. Es importante tratar este tipo de reacciones y sentimientos ya que pueden desencadenar una reacción negativa en los demás, provocar depresión y aislamiento.

Con la terapia humanista podrás comprender y modificar tu enfoque de los problemas interpersonales y adquirirá formas de manejarlos de una manera más constructiva.

Esta forma de psicoterapia puede ser útil cuando los problemas surgen de las relaciones familiares o cuando un niño o un joven se enfrenta a dificultades. La terapia familiar te puede proporcionar un espacio seguro para ti y los miembros de tu familia y que:

  • Exploren los sentimientos difíciles.
  • Se entiendan unos a otros.
  • Expresen sus puntos de vista.
  • Encuentren soluciones el o los problemas.
  • Aprovechen las fortalezas existentes.

De hecho, expertos sugieren que la terapia familiar puede ayudar a los jóvenes con problemas de salud mental. También puede mejorar los lazos familiares y las habilidades de los padres.

Por otro lado, la terapia de pareja es otro tipo de terapia psicológica que es muy similar a la terapia familiar, pero es posible que una persona desee presentarse a la terapia con su pareja para abordar los problemas dentro de una relación.

Generalmente en estos grupos se reúnen durante 1 o 2 horas a la semana, aunque también puedes asistir a terapia individual. En estas sesiones puedes beneficiarte al interactuar con el terapeuta, pero también al conocer a otras personas que están experimentando desafíos similares.

Sabemos que participar en un grupo puede parecer intimidante, pero te aseguramos que te ayudará a darte cuenta de que no estás solo en tu problema o que no eres el único a quien le pasa.

Es esencial que se favorezca  el desarrollo de la capacidades intrínsecas de cada persona, dotándolas de  nuevos recursos personales o utilizando los que ya tienen pero no han identificado  o no saben cómo aplicar,  con la premisa de que a la finalización del tratamiento psicológico, las personas sean autónomas e independientes, para gestionar y solucionar  las dificultades que vayan surgiendo y le ayuden a mejorar su calidad de vida y bienestar psicológico en las diferentes áreas de su vida (personal, de pareja, familiar, laboral, social…), integrando conductas, estados afectivos o sentimientos y procesos de pensamiento.

          Es imprescindible que cada tratamiento se ajuste a las peculiaridades y necesidades de cada persona. No todos somos iguales, ni todos los tratamientos tienen el mismo efecto en todas las personas.

         La terapia psicológica se centra en la evaluación, diagnóstico, tratamiento, prevención de recaídas  y seguimiento de los TRASTORNOS O PROBLEMAS PSICOLÓGICOS (depresión, ansiedad, obsesiones, personalidad, problemas sexuales,problemas de pareja, etc.) y/o el asesoramientopara manejar, afrontar, superar y/o prevenir los PROBLEMAS PERSONALES, CRISIS, SITUACIONES DIFÍCILES, RELACIONES PROBLEMÁTICAS, CONFLICTOS Y MALESTAR EMOCIONAL (toma de decisiones, ruptura de pareja, cambios de trabajo, dificultades de comunicación, afrontamiento ante la enfermedad, etc.)

          Parte fundamental del proceso terapéutico es la relación de confianza entre el psicólogo y la persona que busca ayuda profesional. Se trata de evaluar y conocer los problemas por los que la persona busca ayuda,  comprendiendo su origen y el malestar que producen tanto en el ámbito emocional o psicológico, físico como, con las personas de su entorno. Después de una  evaluación adecuada, en función de la identificación de las áreas problema o diagnóstico,  se establecerán junto el paciente, los objetivos terapéuticos  y las estrategias y/o tratamientos psicológicos adecuados y necesarios  para solucionar los problemas de forma individualizada en cada persona, junto con un seguimiento para comprobar si la mejora se mantiene a lo largo del todo el proceso psicoterapéutico, una vez finalizado el mismo.

El artículo ya recibió “me gusta”

office@terappio.com
© Terappio - Todos los derechos reservados